MÁS DE 30 AÑOS ENTENDIENDO EL MUNDO DESDE EL TEATRO

EN NUESTROS TEATROS

  • Pedro Páramo

    Teatre Romea

    Un hombre humilde, Pedro Páramo, llega a convertirse en el cacique de su pueblo, Comala, una aldea que él exprimirá y arrasará hasta convertirlo en un pueblo fantasma. Allí llega, años después, su hijo, Juan Preciado, que al volver al pueblo, se cruzará con los fantasmas de quienes vivieron y descubrirá así quién era realmente su padre y cómo se aprovechó de los habitantes del pueblo, incluyendo su madre. La historia del padre, el hombre más importante y corrupto de Comala, y la de su hijo, se alternan en una estructura laberíntica.

     

  • Las Criadas

    Teatre Goya

    Las hermanas Claire y Solange Lemercier son las criadas de una dama de la alta burguesía francesa. Todas las noches inician una ceremonia perversa, un ritual donde la realidad y la ficción se mezclan en un juego mortal de cambio de identidades. Claire es la señora y Solange es Claire. Solange es la señora y Claire es Solange. Son seres alienados, faltos de identidad. No hay hermana buena y hermana mala, las dos alternan los papeles constantemente, porque ninguna existe por sí sola, porque son las dos caras de un mismo personaje. La inquina y la rabia de ser conscientes de su destino de criadas las lleva a un desenlace fatal.

    “Hablando de Las criadas, un crítico dijo que “no hablan así”. Bueno, sí lo hacen: pero sólo a mí, cuando estoy solo, a medianoche. Si alguien me dijera que los negros no hablan así, les contestaría que si pusieran su oído contra el corazón de uno de ellos, escucharían lo que escribí. Uno tiene que ser capaz de escuchar lo no dicho.”
    “Estas criadas son unos monstruos, como nosotros mismos cuando soñamos.”
    Jean Genet

  • Alguns dies d'ahir

    La Villarroel

    Una familia ve cambiada su cotidianidad con los hechos políticos que se acontecen en Cataluña durante los meses de septiembre y octubre del año 2017.

    Rosa, Jaume y sus hijos, Laura y Jofre, se reencontrarán en el comedor de casa suya en cinco ocasiones. Cinco “días después”. Cinco días posteriores a momentos que marcaron aquellos meses. En estas cinco jornadas, compartirán las dudas, las preguntas, los anhelos y los sufrimientos que los va provocando todo aquello que se sucede en las calles.

    Alrededor de la mesa, todos ellos aprenderán a comprender los pensamientos y las posturas de los otros, harán todo el esfuerzo posible para conversar y para entenderse, y tendrán que encontrar la manera de perdonar las faltas y de curar las heridas que los hayan producido todos estos días dentro de este largo viaje emocional y político.