MÁS DE 30 AÑOS ENTENDIENDO EL MUNDO DESDE EL TEATRO

EN NUESTROS TEATROS

  • Jerusalem

    Teatre Romea

    Pere Arquillué protagoniza un montaje transgresor que fue uno de los más vistos del pasado Festival Grec.

    Decadente, abandonado, patético, pero también valiente y divertido... Así es el antihéroe que protagoniza esta pieza, aplaudida tanto en el West End como en Broadway.
    Es el día de San Jorge, patrón de Inglaterra, y en una localidad rural que aquel día acoge la feria del condado, Johnny “el Gallo” Byron sale del remolque donde vive. Las autoridades quieren desahuciarle para poder construir en el solar que ocupa y un matón le busca para propinarle una paliza... ¿Se trata del hombre más odiado del pueblo? Quizás, pero también es el más querido: sus amigos quieren que salga de fiesta con ellos y su hijo lo reclama para que pasen juntos el día visitando la feria... Es una especie de Falstaff de nuestro tiempo, un personaje moderno pero que constantemente alude a una Inglaterra medieval idealizada mientras bebe, consume drogas o elude a las autoridades que lo persiguen...  Es el retrato de una Gran Bretaña que pierde el contacto con las raíces, la estampa de un mundo rural esclavo de sus propios mitos que, al hacer patentes sus realidades más sombrías, hace añicos las visiones idealizadas de la vieja Albión. El montaje se inspira en Jerusalem, un himno compuesto por Sir Hubert Parry sobre unos versos de William Blake en 1916. Extremamente popular en el país, el tema ha sido propuesto incluso como himno nacional inglés.
    Firma el montaje un director de cine y dramaturgo, gran admirador de Harold Pinter, que se hizo conocido con obras como Mojo (también convertida en un film en 1997). Lo lleva a escena Julio Manrique, un actor y director siempre atento a las muestras más interesantes de la dramaturgia anglófona contemporánea, que ha firmado montajes que van desde El curiós incident del gos a mitjanit a La partida (Grec 2014), por mencionar sólo algunos. Para interpretar el papel de Johnny (Mark Rylance en el reparto original) cuenta con Pere Arquillué, un actor con una larga y aplaudida trayectoria que ha demostrado su instinto teatral apostando por puestas en escena como la de Primer amor (vista en el Grec 2010).

  • La dona del 600

    Teatre Goya
    Tomàs es viudo, tiene más de setenta años, y el médico le obliga a prescindir del café, la leche, la sal y las grasas. Vive solo, i pasa las horas como aquel que cuenta estrellas a medianoche. Un buen día, su hija Montse le lleva un regalo inesperado: la maqueta de un Seat 600. Ella, que es médico sin fronteras y se pasa más tiempo lejos que cerca, ha pensado que el regalo mantendría a Tomàs entretenido; más todavía, reconstruyendo una copia a escala del vehículo que tuvieron en casa durante tantos y tantos años. El “confit” como ellos lo llamaban, el nombre con el que Carme, la mujer de Tomàs, bautizo al 600 el día que, hace mucho tiempo, él lo llevó a casa, para convertir a ese coche pequeño i bonito en un miembro más de la familia.
  • El pare de la núvia

    Teatre Condal

    Francesc Ramon Pujols-Pinyol, maestro galletero y artífice de la marca global de las Galletas Pujols-Pinyol, está de enhorabuena. Meritxell, su única hija, está a punto de casarse con Bernat, un chico como es debido y que es el ojito derecho de Francesc Ramon. El yerno ideal.

    Llevado por la emoción, Francesc Ramon ha organizado el bodorrio del siglo. Ha invitado a amigos, conocidos y desconocidos, ha contratado a la mejor compañía de circo para los niños, a la orquesta sinfónica más importante del país para amenizar la velada, y a la empresa de pirotecnia más puntera para la traca final.

    Pero todo da un giro inesperado cuando, el día antes de la boda, Francesc Ramon descubre con espanto que la madre de su futuro yerno fue una antigua amante y que dio a luz a Bernat nuevo meses después de su última infidelidad… La peor pesadilla de Francesc Ramon está a punto de hacerse realidad: ¿y si resulta que los novios también son hermanos?

  • Una història real

    La Villarroel
    Gestionar un luto no es fácil. Pero sanar es una necesidad, una terapia beneficiosa para el alma para poder salir adelante. Cada persona encuentra su manera de llevarla a cabo, algunos lo consiguen solos y otros necesitan una pequeña ayuda externa. Pero ¿qué pasa cuando los vacíos emocionales y educativos hacen que un joven busque refugio desesperadamente? ¿Qué puede llevar a un joven de familia progresista a coquetear con la ultra derecha supremacista? ¿Es el miedo? ¿La soledad? O ¿la carencia de referentes sólidos?

    Un adolescente que se siente desamparado e incomprendido. Un padre absorbido por su profesión. Un luto para gestionar. Una novela pendiente de ser publicada. Una butaca destartalada, llena de recuerdos, en medio del comedor. Un secreto que puede acabar con todo. Y al exterior, el mundo no parece ir mejor: el discurso del miedo coge fuerza, las grietas del pensamiento progresista son cada vez más grandes, el individualismo feroz impera. La clave es la supervivencia.